Ejercer control interno 1

Como antídoto posible, imagina que el padre decide enfocarse más en apoyar y felicitar las instancias – quizá excepcionales, poco frecuentes – en que su hijo logra exhibir formas “control interno”. Por ejemplo,  el niño con apoyo logra “contar hasta 10”, o “esperar su turno” cuando juega con otros niños. Con el tiempo el niño logra esto en forma cada vez más autónoma (lo que a su vez inspira respeto en el padre, etc.)